noticias

20-JUNIO-2014
MARIO ANTON FOTOGFRAFIAS" GRACIAS"
Del 3 al 30 de junio tengo una EXPOSICIÓN DE FOTOGRAFÍAS en el Restaurante San Marcos!www.marioantonlobo.com

Mario fotografía: Probablemente Mario no sólo sea un aficionado a la fotografía sino un aficionado a vivir. De momento escucha, observa, aprende, se da morrones como todo el mundo , aplica su inquietud a la literatura, a la música, a la fotografía... Si fue la fotografía de las películas de su niñez, si fueron los calendarios que editaba la Caja de Segovia con fotografías de José María Heredero, a quien reconoce como maestro, si ensayó con la imagen en vez de las mil palabras... Hoy Mario fotografía como una parte más de su manera de vivir. El intento, que dura ya más de 30 años, le ha proporcionado el goce personal y no dejar de aprender a mirar las cosas. Prueba en los concursos: 1.- 2º premio VII concurso de fotografía “El anciano” 1997. Diputación de Segovia. 2.- 3º premio X concurso de fotografía “El anciano” 2000. Diputación de Segovia. 3.- 1º premio del 2º centenario de la Base Mixta 2001. Segovia. 4.- 1º premio del certamen fotográfico “Abraham Senneor” 2001. Segovia. 5.- 1º premio 2º concurso fotográfico Asociación de vecinos Cristo del Mercado 2001. Segovia 6.- Premio V concurso fotográfico Carnavales 2002 Ayuntamiento de Segovia. 7.- 3º premio X concurso de Semana Santa de Segovia 2002 8.- 1º premio concurso de fotografía San Luis 2002 de La Granja (Segovia) 9.- 1º premio 2º certamen de fotografía Casa Regional de Sevilla 2002 10.- 1º premio XI concurso de Semana Santa de Segovia 2003 11.- 1º premio XIII concurso de fotografía “El anciano” 2003. Diputación de Segovia. 12.- 2º premio Horizonte Cultural 2003 (Segovia) 13.- 1º premio VII concurso de fotografía Casa Regional en Toledo 2003 14.- 1º premio I concurso de fotografía Villa de Abades 2003 (Segovia) 15.- 2º premio XII concurso de Semana Santa de Segovia 2004 16.- 1º premio VII concurso de Fotografía Matemática 2004 Universidad Antonio Nebrija. Madrid 17.- 1º premio I concurso de fotografía de ANPE (provincial) Segovia 2004 18.- 1º premio concurso de fotografía de ANPE (nacional) Madrid 2004 19.- 1º premio “El Aceite” de Arróniz (Navarra) 2005 20º.- 1º premio XV concurso de fotografía “El anciano” 2005. Diputación de Segovia. 21º.- Premio I Certamen de Fotografía “José María Heredero” 2006 de San Marcos (Segovia) 22º.- 3º premio del II concurso de fotografía de ANPE Segovia 2006 23º.- 1º premio XVI concurso de fotografía “El anciano” 2006. Diputación de Segovia. 24º.- 1º premio II Concurso de Fotografía “Geiss ´96” de Priego de Córdoba 2006 25º.- Accesit II Concurso de Fotografía “Geiss ´96” de Priego de Córdoba 2006 26º.- Premio II Certamen de Fotografía “José María Heredero” 2007 de San Marcos (Segovia) 27º.- 3º premio XVI concurso de Semana Santa de Segovia 2008 28º.- 2º Premio de Caza de Castilla y León. La Póveda (Soria). 2008 29º.- 1º premio XVIII concurso de fotografía “El anciano” 2008. Diputación de Segovia. 30º.- 1º premio III Maratón Fotográfico de Vicálvaro (Madrid) 2008 31.- 1º Premio IV Maratón Fotográfico de Viválvaro (Madrid) 2009 32.- 1º Premio XVIII concurso de Semana Santa de Segovia 2010 33.- 2º Premio I Concurso de Fotografía Sinodal 2011 de Aguilafuente (Segovia) 34.- Premio Diputación de Segovia 2011 (Castillos) 35.- 2º Premio II Concurso de Fotografía Sinodal 2012 de Aguilafuente (Segovia) 36.- Premio Diputación de Segovia 2012 (Parajes naturales) 37.- 1º Premio XXI Concurso de Semana Santa de Segovia 2013 38.- Premio “Carnavales 2013”. Ayuntamiento de Segovia 39.- 2º Premio III Concurso de Fotografía Sinodal 2013 de Aguilafuente (Segovia) 40.- Premio Diputación de Segovia 2013 (Eventos) 41.- Premio Cartel Anunciador de la Semana Santa de Segovia 2014 42.- 3º Premio Rally Fotográfico Agrupación Extremeña de Alcorcón. Realiza exposiciones de fotografía: 2003.- “Mirar Segovia”. Sala “Unturbe” de Segovia. 2004.- “Al andar” Sala “Juan Luis Misis” de Segovia. 2004.- “Fotografías”. Centro Cultural de Turégano (Segovia). 2004.- “Fotografías”. Centro Cultural de Bernardos (Segovia). 2007.- “Gentes de Castilla y León”. Centro Cultural San José. (Segovia) 2009.- "Fotografías y..." Casa de los Picos. Segovia 2013.- "Fotografías de Mario" Óptica "DE SOUSA VISION". Segovia. 2014.- "Hola, anigos" Bar RUBI. Segovia. Y plantea algunas hipótesis provisonales: ¿Qué cautiva a las personas en la contemplación de una fotografía? ¿Qué les interesa de ellas? Suponemos que es algo más que verse a ellos mismos retratados en distintas situaciones, aunque para muchos si no les pones a ellos mismos poco a poco se aburren de ver fotos. ¿Qué nos hace reconocer una foto como nuestra? ¿A qué foto podemos llamar mi foto? Si la insatisfacción artística nos da una tregua, si se ha aparecido la Virgen, si hemos podido o sabido o las dos cosas combinar cierta intención con la casualidad y el manjeo de la cámara fotográfica, podremos decir que alguna foto de tantas como hacemos puede ser “mi foto”, incluso para mal, pero , sobre todo, para bien. Más a menudo, al ver las fotografías de grandes artistas, podremos decir “esta es la foto que me habría gustado hacer a mí”: esa tendencia nos mueve. Voy a proponer, a concretar en, tres pasos que nos acercarían a esa satisfacción de llamar a una foto “mi foto”. 1) La forma de mirar. Este punto lo comparten muchas personas. Algunas simplemente son observadoras, otras llevan esta observación, este descubrimiento de la realidad observada, a la literatura, al cine, a la pintura, etc. En este apartado el fotógrafo debe decidirse por un encuadre (lo que deja dentro, lo que deja fuera) y la manera de colocarlo en el encuadre: la composición. La composición vuelve a coincidir con otras artes. A este efecto es curioso comprobar cómo no obedecer las reglas de la composición da fotos erróneas, obedecerlas da fotos convencionales y saltárselas de determinadas formas da lugar a las obras más reputadas o a las más discutidas. Por aquí empieza a verse al artista. 2) La técnica fotográfica: Para dar cuenta de eso que te cautiva, de lo que quieres expresar, se necesita una máquina fotográfica que impone el conocimiento de sus botones, de sus recursos. Cuántas veces lo observado y lo retratado no coinciden. ¡La lucha del fotógrafo! Similar a la del pintor, a la del cineasta, etc. Si cada tiempo tiene su afán la técnica fotográfica evoluciona según el tiempo. No es más fotografía la placa de vidrio que la emulsión de cloruro de plata sobre el acetato o que el sensor enviando la imagen a la tarjeta de almacenamiento. La técnica es la gran tirana. Un gran técnico no tiene por qué ser un artista; un artista de la fotografía no es tal si no domina hasta cierto punto la técnica de la fotografía. En este apartado merece la pena destacar dos clases de errores que nacen de la era analógica: - El que consiste en asociar en igualdad de condiciones lo que se ve por el visor óptico con lo que se observa como resultado en el papel fotográfico. Algunas veces sólo con muy buena intención se puede afirmar que son la misma cosa. Sobre todo cuando media un revelado automático, el que te hacen en una casa de revelado, no el que se hace cada uno con sus propios medios. Este revelado industrial difícilmente dará el resultado apetecido porque cada fotograma requeriría un tratamiento, porque la máquina reveladora pone un estándar: (4, por ejemplo, donde una vez debería ser 5 y otra vez 3); llamar “mía” a una foto de este tipo es una ingenuidad, cuando no simplemente un alarde de ignorancia. - El que consiste en asociar en igualdad de condiciones lo que se ve por el visor óptico con lo que guarda la máquina en su negativo o en su sensor. El visor es una ventana que acota un trozo de realidad. El negativo o el sensor guarda esa realidad versionada por el conjunto de decisiones que, de manera automática o de manera manual, se realizan en la cámara. Los resultados se encargan de mostrar ostensiblemente las diferencias. Viene a resolver esta desigualdad el enfoque a través de la pantalla digital o determinados visores electrónicos que, antes de producirse la foto, informan de cómo va a salir la foto. Frente a este recurso algunos se obstinan en acercarse el visor óptico al ojo como si este rito proporcionara pureza al acto fotográfico: otro mito. Dejando al lado la elección de la cámara, del tipo de cámara, cada vez más mito porque la industria fotográfica pone a nuestra alcance posibilidades maravillosas ya desde poco dinero, la técnica, el buen uso de la técnica, requiere, para cada foto (sí, he dicho para cada foto) que tomemos, al menos, las siguientes decisiones: - Modo de enfoque: manual o automático; si elegimos automático también tendremos que elegir entre continuo, simple o mixto. - Con qué zona queremos enfocar: con un punto, con el centro, con todo el cuadro. - Modo de tomar la luz: con un punto, con el centro o con todo el cuadro. - Modo de medir la temperatura del color: de forma automática o con los grados que corresponden a cada iluminación. - ISO. - Exposición (subexposición o sobreexposición). Si dejamos que la cámara lo haga todo gozaremos más o menos de la fotografía, pero, por la misma regla de tres podríamos encargar a alguien que la hiciera por nosotros y así librarnos del peso de la cámara, de su coste, de su transporte, etc. Si optamos por un modo semiautomático ya tendremos que tomar decisiones. Y cuanto más manual sea el procedimiento más decisiones tendremos que añadir: diafragma, velocidad, bloqueos, flash, etc. 3) El proceso de revelado, el tratamiento de la imagen. Para un “analógico” que resolvía sus propios negativos en su laboratorio no hay nada que explicar. Quizás al común de los mortales haya que explicarles que el dichoso photoshop no es la manera cómoda de hacer trampas en fotografía o de estropear la naturalidad de las fotografías, que hacer fotografía siempre incluyó e incluye el retocar y que algunos buenos platos se sirven guisados, no crudos. Conceptos como saturación, enfoque, brillo, tono, etc. no son invenciones de la fotografía digital y sí decisiones que se tomaban, se toman y se tomarán mientras exista la fotografía y la imagen. Que lo digital permite corregir ciertos errores: sí. También es cierto que cuanto mejor “negativo” lleven al proceso de revelado mejor será la foto. Pero siempre tendrás que sumar unas cuantas decisiones al encuadre y al apretar el gatillo. Cuando tengamos el negativo en nuestro ordenador será fácil comprobar que no nos ha salido la foto soñada, la foto perfecta. Ahora no sólo dependemos de nuestra técnica relativa al ordenador, sino de la calidad de este y, sobre todo, del monitor, cuya fidelidad, cuyo calibrado, van a ser determinantes a la hora de seguir tomando decisiones. Como mínimo un toque a los niveles, cuando no a la exposición y a la temperatura del color, le irá bien. A esto algunos lo llaman ya retocar, manipular, engañar. Por mucho más a un pintor que obvia una farola u oculta unos cables no sólo no le critican sino que le ensalzan. Podríamos centrar esta polémica en la verdad: ¿Cuál es la verdad de la fotografía? Pero esta discusión no nos llevaría al origen de la fotografía sino al origen de las artes en general, yo creo que no merece la pena meterse en estos berenjenales, de momento. Sí afirmar que la fotografía resultante del proceso de tratamiento del negativo digital con un programa de edición de fotografías, aunque se llame Photoshop, es la que cada uno reconoce de su propia autoría, como hija de su hacer fotográfico. Pues puede que esta no sea la fotografía definitiva. Porque muchos no se conforman con la satisfacción de la vista hasta que no pasa por el tacto de nuestras manos. Entonces habrá que pasar por una impresora que requiere la calidad que muchos no quieren o no pueden pagar, o por la reveladora de una casa comercial: Vuelta a la conformidad de nuestros parámetros (modo de color, calibrados, etc.) con los de esta penúltima máquina. No es una cuestión poco importante y se desconoce bastante de este tema (por ejemplo: ¿para qué tantos megas en las máquinas fotográficas si luego una foto de 30 x 40 cm se resuelve con 800 k., no digamos ya lo que requiere para ser vista en el monitor del ordenador?) Si salvamos este penúltimo escollo con suerte o con pericia ya sí tendremos “mi foto”, para bien o para mal. Para esta ocasión usted puede contemplar un variado repertorio de su trabajo. Pasen y vean. Esto que lees ha sido posible gracias al ingenio y al trabajo de Jaime Peña, de AyB Computers, con mis textos y mis fotos. www.marioantonlobo.com Volver

Compartir en:
Volver al listado